Usted está en: Noticias > FAECAP denuncia la mercantilización del Sistema Público de Salud

FAECAP denuncia la mercantilización del Sistema Público de Salud

18/11/2012
privatizaciones en madrid
FAECAP apoya el manifiesto elaborado por sociedades profesionales europeas, contra las políticas de desmantelamiento del Sistema Público de Salud y su conversión en negocio de aseguradoras, constructoras y entidades financieras multinacionales sanitarias
Madrid, 18 de noviembre de 2012. Junta Directiva FAECAP. El manifiesto elaborado por un grupo de sociedades profesionales europeas,”Manifiesto europeo contra la mercantilización del Sistema de Salud”, recuerda que la organización de los  sistemas de salud es una responsabilidad pública y por tanto de los gobiernos. Denuncia que su privatización atenta contra el principio de solidaridad y supone mayor riesgo para la salud individual  de las personas. Y que la presión cada vez mayor de las empresas para generar beneficios, conduce a la subordinación de las prioridades en salud a los intereses económicos y socava la relación entre los usuarios.

FAECAP denuncia la mercantilización de la sanidad, que supone inequidad,  disminución de las prestaciones y una inadecuada planificación de las mismas, y en consecuencia un aumento del sufrimiento evitable. La orientación del Sistema hacia el beneficio y la rentabilidad clasifica a los pacientes en rentables y menos rentable, que reciben niveles de atención diferente, lo que es contrario a los principios de humanidad y a las normas éticas de  la profesión enfermera.  

Estudios realizados en Reino Unido, donde nació el modelo llamado “Iniciativa de Financiación Privada (PFI)”, a principios de los noventa, coinciden en este diagnóstico, véase: "Privatizar los hospitales acaba saliendo caro".

El modelo PFI está ya implantado en varios hospitales de las  Comunidades de Madrid, Valencia, Galicia y Castilla-La Mancha. Estos estudios, revelan los mayores costes de los hospitales construidos y también gestionados por la iniciativa privada a través de este modelo, por los que la Administración acaba pagando casi el doble en intereses. Destacando que el coste del mantenimiento de los hospitales PFI nunca acaba siendo el que se pactó inicialmente, debido a que las empresas siempre acaban alegando que las previsiones se quedaron cortas y que han tenido que incrementar sus prestaciones demandando más dinero. Un ejemplo de ello, es lo ocurrido en la Comunidad de Madrid con la Asociación de Empresas Constructoras (Seopan) que envió una carta al consejero de Sanidad pidiendo 80 millones de euros más por un "incremento de la actividad" que había generado gastos imprevistos. Advirtiendo incluso de un posible "colapso" del servicio si no se les daba el “dinero extra” requerido. Este tipo de amenazas es evidente que llevarán  a las Administraciones Sanitarias  a ceder porque está en juego la salud de sus ciudadanos, y que ese dinero extra acabará saliendo de los centros sanitarios 100% públicos.

Otro problema del proceso de privatización de los centros sanitarios públicos, es que en el mismo centro convivan profesionales   con distintos tipos de contratos. Los profesionales sanitarios que contrata el hospital, al no ser personal estatutario contratado por la Administración, tienen un régimen laboral con menor retribución. Ante esto, el modelo PFI tiene una solución y es que todo el personal sanitario y no sanitario sea contratado directamente por las constructoras y/o aseguradoras, como ya ocurre en varios hospitales de distintas Comunidades (por ejemplo, en el Hospital de Valdemoro que tiene la concesión integral de servicios, junto con el de Móstoles y Torrejón, en la Comunidad de Madrid).

NOTICIAS RELACIONADAS CON LA PRIVATIZACIÓN DE LA SANIDAD PÚBLICA

Carta abierta de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid al consejero de Sanidad

La Comunidad de Madrid aplicará el modelo 'Valdemoro' a seis hospitales

Madrid avanza en la privatización de la gestión en la sanidad pública

La Comunidad de Madrid recaudará 83 millones por el pago de euro por receta

Madrid sigue los pasos de Cataluña e implanta el euro por receta