Usted está en: Noticias > “Guía de Práctica Clínica de Prevención y Tratamiento de la Conducta Suicida” de gran ayuda para el profesional en la toma de decisiones

“Guía de Práctica Clínica de Prevención y Tratamiento de la Conducta Suicida” de gran ayuda para el profesional en la toma de decisiones

16/09/2011
Imagen guia conducta suicida
El suicidio se sitúa entre las quince primeras causas de muerte en el mundo y en algunos países es la segunda causa en el grupo de edad de 10 a 24 años y la tercera en los de 15 a 44
Madrid 16 de septiembre de 2011.  La Guía de Práctica Clínica de Prevención y Tratamiento de la Conducta Suicida del SNS, en la que Germán López Cortacáns ha colaborado representando a FAECAP, se enmarca dentro del Programa de elaboración de Guías basadas en la evidencia puesto en marcha por el Plan de Calidad del Ministerio de Sanidad. Ésta GPC (Guía de Práctica Clínica) es esencial en la toma de decisiones sobre el manejo de la conducta suicida, contribuyendo a disminuir la variabilidad en la práctica clínica y, en consecuencia, a mejorar la salud y la calidad de vida de la población.

En la actualidad, el suicidio se sitúa entre las quince primeras causas de muerte en el mundo y en algunos países es la segunda causa en el grupo de edad de 10 a 24 años y la tercera en los de 15 a 44. Si los suicidios consumados representan alrededor de un millón de casos al año, los intentos de suicidio podrían ser 10 o 20 veces más numerosos, lo que traducido a tiempo equivale a una tentativa suicida cada tres segundos y un suicidio consumado cada cuarenta segundos.

Ante esta realidad, los profesionales de la enfermería deben están formados para valorar conductas que pueden derivar al suicidio y determinar el grado de intencionalidad y el conocimiento o conciencia de los resultados de dicha conducta. Es por ello que la GPC es una herramienta valiosa que nos permite realizar valoraciones y planificar cuidados en ámbitos donde el sufrimiento emocional es muy intenso y puede propiciar situaciones límite que pueden derivar en conductas suicidas.

Son múltiples las situaciones que, en el ámbito de la atención primaria, nos podemos encontrar y que requieren de una intervención enfermera tales como: ancianos que viven solos, pacientes terminales, cuidadores de enfermos con demencias…etc. en definitiva, personas que viven situaciones de extrema vulnerabilidad emocional que precisan de cuidados enfermeros y valoración de posibles conductas de riesgo suicida. Estos cuidados   se articulan, principalmente, en la psicoeducación, el apoyo individual y familiar, y la coordinación entre profesionales de diferentes niveles asistenciales, instrumentos que vamos a poder encontrar en esta Guía.

La Guía, cuyos objetivos pretenden mejorar la atención sanitaria prestada a los pacientes con conducta suicida, ofrecer recomendaciones al profesional sanitario y desarrollar indicadores que puedan utilizarse para evaluar la calidad asistencial. Se presenta estructurada en dos partes: la primera aborda fundamentalmente, aspectos relacionados con la evaluación y el tratamiento de la conducta suicida y la segunda parte maneja aspectos preventivos de la misma; hemos de destacar de la Guía el anexo que se adjunta con excelente material dirigido a pacientes, familiares y allegados con información específicamente elaborada para ellos, que les puede servir como orientación ante una ideación suicida.

No dejes de ojear este fantástico documento, de fácil compresión y lectura, muy interesante en nuestra labor asistencial y muy útil para muchos de nuestros pacientes.


Para consultar la Guía pinchar aquí.

Carmen Santano Vilchez.
 Vocal de FAECAP