Usted está en: Noticias > La I Conferencia de Atención Primaria, un intento fallido del Ministerio de Sanidad

La I Conferencia de Atención Primaria, un intento fallido del Ministerio de Sanidad

20/10/2011
conferencia ap
En ella se esperaba que los distintos profesionales que trabajan en el ámbito de la atención primaria pudieran debatir sobre el presente y futuro de este nivel asistencial
Madrid 20/10/2011. Redacción FAECAP. Las presiones ejercidas por el “Foro de Médicos de Atención Primaria”, que agrupa a representantes sindicales y asociaciones médicas de atención primaria y la Organización Médica Colegial, han llevado al Ministerio de Sanidad a organizar esta I Conferencia de Atención Primaria (AP) que no ha cumplido con su objetivo de ser un encuentro entre los distintos profesionales que trabajan en el ámbito de la AP para debatir sobre el presente y futuro de este nivel asistencial. Prueba de ello, es que a excepción de una mesa de las tres que constituían la Conferencia, en la que participó FAECAP y el Consejo General de Enfermería (CGE), se han obviado a  representantes de otras profesiones que no fueran médicas.

La insistente reclamación de FAECAP para que en la anunciada Conferencia de AP, en la que en un principio estaba previsto que participasen únicamente representantes del Foro de Médicos de AP , fue lo que obligó al Ministerio que ante tal evidencia invitase a participar en una de las mesas a la presidenta de la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria en Atención Primaria (FAECAP),Marta Pisano junto al CGE.

La Conferencia se estructuró en torno a tres mesas redondas que trataron sobre el papel de la AP en la sostenibilidad del SNS, los profesionales en la atención primaria del siglo XXI y la evolución y perspectivas de futuro de la estrategia AP21.

En la inauguración la Ministra de Sanidad, Leire Pajín Iraola, destacó que “la contribución de la  atención primaria ha sido de capital importancia, no solo en el ámbito de la asistencia, sino también en el de la promoción y prevención de la salud”, así como en “la mejora de los indicadores de esperanza de vida libre de incapacidad”. Resaltando la labor fundamental de todos los profesionales sanitarios y el carácter multiprofesional de la atención primaria para dar una respuesta eficaz a los retos de salud de la población, cuya tasa de envejecimiento va en aumento lo que, a su vez, implica el alza de dolencias crónicas.  Destacó entre las propuestas para hacer frente a esos retos, la prevista elaboración de la Estrategia de Coordinación de la Atención Sociosanitaria, que se apoyará, según palabras de la Ministra, fundamentalmente en “los equipos de profesionales que trabajan en atención primaria e incidirá en la mejora de la calidad y la coordinación de la atención a las personas que reciben servicios sanitarios y de atención social”. Anunciando que para su elaboración se contará con la participación de las Comunidades Autónomas, las organizaciones profesionales y de ciudadanos y las empresas del sector.

La Ministra también recordó que “una amplia mayoría de personas, seis de cada diez, prefiere los servicios públicos y uno de los principales motivos para escoger la red pública es la capacitación y la excelencia de los profesionales de medicina y enfermería que concitan un elevado grado de confianza en su labor por parte de los ciudadanos de nuestro país”, remarcando a continuación que “ la cercanía a los pacientes, a sus preocupaciones, el conocimiento de sus problemas de salud y de otra índole hacen que hoy los enfermeros de atención primaria sean también un apoyo indispensable y fundamental y un agente principal en el bienestar social y en la atención a la dependencia”.

Por último, recordó que en atención primaria están presentes también otras profesiones, tanto sanitarias como no sanitarias, a los que hay que reconocer su labor, unidas todas en el objetivo común de atender y resolver, en las mejores condiciones posibles, las necesidades de salud de la población.    

La presidenta de FAECAP, inició su intervención “La Enfermería Familiar y Comunitaria: Un recurso del presente”, con un análisis de los desequilibrios en recursos humanos. Remarcando que según datos facilitados por la OMS, en España existen solamente 532 enfermeras por 100.000 habitantes, cuando la media de los países en Europa es de 843. Sin embargo, recordó que la población se muestra especialmente satisfecha con la tarea de las enfermeras, como demuestra los datos del último Barómetro sanitario en que el 86% de la población confía mucho y bastante en la labor enfermera.

Según la presidenta de FAECAP “Aunque en términos globales, nuestra salud es parecida a la de los suecos, ingleses u holandeses, sufrimos largas listas de espera, incremento imparable del gasto farmacéutico, masificación en algunos servicios, variabilidad de la práctica clínica…. Lo que indica que estamos en crisis”, para Marta Pisano “la crisis más dura y larga de lo que la mayoría esperábamos, en la cual está ausente una mirada. La mirada de 250.000 enfermeras que trabajan en la atención primaria en nuestro país. Para Marta Pisano esta “mirada enfermera” es un mirada que el sistema necesita para procurar la sostenibilidad del sistema sanitario, como son la creciente cronicidad, dependencia y gasto farmacéutico.

Respecto a la magnitud del problema de la cronicidad y dependencia, reflexionó sobre  si, ¿es posible que debamos analizar primero el qué estamos haciendo desde el origen? y si ¿no se debería afrontar desde la prevención y promoción de la salud el origen de la cronicidad?. Asegurando queel reto de la cronicidad y el reto de la dependencia, va más allá de la enfermedad y del síntoma, por lo que la estrategia que se elabore necesita añadir una visión integral del individuo: no solo de su situación biomédica completa sino también de su situación social y funcional”, añadiendo que “la implicación de todos y cada uno de los actores debe ser activa. No podemos seguir mirando integralmente a la persona sin contar con ella, sin escucharla, sin dar a la familia y al entorno el valor que les corresponde. El centro no puede seguir siendo el sistema sanitario… el centro es el usuario.    

Respecto a la contención del gasto farmacéutico, la presidenta de FAECAP llamó la atención sobre los gastos innecesarios derivados de los efectos adversos y los incumplimientos de la toma de medicación y que han supuesto la recogida de 3.946 toneladas de productos farmacéuticos en los puntos SIGRE de las farmacias en 2010. En este punto recordó que para que el colectivo enfermero contribuya eficientemente en el seguimiento de las adherencias a los tratamientos y ahorro, es necesario que los políticos y gestores desarrollen de una vez  un espació autónomo amparado por un marco legal homogéneo. La sostenibilidad para FAECAP pasa por la desmedicalización, proponiendo un cambio del actual modelo cuyas desmesuradas expectativas están volcadas en los fármacos y las tecnologías en un modelo del CUIDAR. Y en este contexto según indicó Marta Pisano, la enfermería comunitaria tiene mucho que decir “pues desde la atención primaria es capaz de colaborar en red, de responsabilizar a pacientes y familiares, de focalizar su atención en problemas prevalentes que requieren de modificación de hábitos  y autocontrol, en definitiva de responsabilizar al usuario en la toma informada de decisiones”  

Por último, la presidenta de FAECAP, reflexionó sobre la importancia del desarrollo de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria, recordando:  
 
  • La necesidad de desarrollar en todas las comunidades autónomas la especialidad como paso necesario para conseguir una mayor eficiencia, sostenibilidad y mejora de la calidad a un coste sostenible para el Sistema Nacional de Salud.

  • La responsabilidad del Ministerio y Comunidades Autónomas en el retraso en establecer los criterios definitivos de acreditación de las Unidades Docentes Multiprofesionales (UDM) de Salud Familiar y Comunitaria, lo que ha  provocado que la primera y segunda promoción de especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria (EFyC) se estén formando en 52 UDM con acreditación provisional.

  • El escaso interés demostrado por las administraciones autonómicas por la formación EIR de familia y comunitaria, ya que de las 338 plazas acreditadas en 2010 solo han convocado 219. No habiendo presentado aún ninguna plaza para la acreditación cuatro Comunidades Autónomas

Al final de la Conferencia se resumieron como conclusiones las reclamaciones del Foro Médico: la necesidad de dar mayor peso a la medicina de familia en los currícula de los grados de medicina, la disminución de cargas burocráticas en especial en la gestión de la incapacidad temporal, un mayor acceso a pruebas diagnosticas, potenciar el liderazgo del médico en la gestión del proceso asistencial, alcanzar el 25% del presupuesto total destinado a sanidad para la Atención Primaria…… Queremos resaltar que en dichas conclusiones, se obvió cualquier referencia a las aportaciones hechas por los dos únicos representantes de enfermería.