Usted está en: Noticias > FAECAP PARTICIPA EN LA ELABORACIÓN DEL DOCUMENTO DE CONSENSO SOBRE DISPOSITIVOS SUSCEPTIBLES DE LIBERAR NICOTINA DEL CNPT

FAECAP PARTICIPA EN LA ELABORACIÓN DEL DOCUMENTO DE CONSENSO SOBRE DISPOSITIVOS SUSCEPTIBLES DE LIBERAR NICOTINA DEL CNPT

15/01/2021
Documento consenso dispositivos tabaco
En este documento han participado profesionales de distintas disciplinas y de diferentes sociedades miembros del CNPT
El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) elaboró durante 2020 un Documento de Consenso  en el que se recopila de manera exhaustiva información sobre los Dispositivos Susceptibles de Liberar Nicotina (DSLN), principalmente conocidos como cigarrillos electrónicos o vapeadores. En este documento han participado profesionales de distintas disciplinas y de diferentes sociedades miembros del CNPT. En este sentido destacar que ha sido coordinado por la representante de FAECAP en el CNPT, Carmen González Carreño, actual vicepresidenta segunda del Comité, y por la coordinadora del Grupo de Tabaquismo de FAECAP, Adelaida Lozano Polo. Además, en la elaboración del Documento se han contado con otros miembros del Proyecto ÉVICT (Evidencia Cannabis-Tabaco) que está impulsado también por el CNPT y está financiado por el Plan Nacional Sobre Drogas, en el cual ambas enfermeras de FAECAP colaboran activamente.

Los DSLN se utilizan para inhalar un aerosol similar al humo de tabaco, que contiene numerosos compuestos químicos producto del calentamiento de sus componentes: saborizantes, propilenglicol, glicerina y en ocasiones nicotina, entre otros. Son dispositivos electrónicos que tienen distintas formas, colores y sabores, presentando un estilismo muy llamativo y atractivo para la población y especialmente la más joven.

Todavía es pronto para conocer todos los efectos a corto, medio y largo plazo del uso de los cigarrillos electrónicos y los vapeadores, y más teniendo en cuenta que han ido evolucionando en poco tiempo. Sin embargo, los estudios que se están realizando sobre sus efectos en la salud alertan de sus riesgos, especialmente a nivel respiratorio y cardiovascular. Por ello, de acuerdo con el principio de precaución, no se recomienda su uso por parte de las principales instituciones sanitarias.
A pesar de ello, en los últimos años ha habido un incremento del uso de estos dispositivos, especialmente en población juvenil, que ha puesto en alerta a las autoridades y a los profesionales sanitarios. Según los últimos datos de la encuesta ESTUDES, casi la mitad de los estudiantes han probado los cigarrillos electrónicos.

Existe cierta controversia sobre estos dispositivos que han animado a su uso, principalmente debido a las potentes campañas de publicidad y promoción que están haciendo las empresas productoras y comercializadoras de estos productos. Como en otras ocasiones hemos visto con otros productos relacionados con tabaco, continuamente se ponen en duda las evidencias científicas sobre los efectos perjudiciales de los DSLN. Además, se están publicitando como elementos útiles para dejar de fumar, cuando no existen estudios robustos y libres de conflictos de intereses que así lo muestren. Además, están siendo usados por influencers en las redes sociales y por personajes de series y películas, potenciando una falsa creencia de inocuidad y modernidad.

Otra cuestión importante a tener en cuenta son sus efectos en la contaminación medioambiental, su uso para el consumo de otras sustancias como el cánnabis, y el riesgo que supone su uso de cara al incremento de riesgo de contagio de la COVID19. Asimismo, los expertos alertan que su uso está influyendo negativamente en el control de la epidemia de tabaquismo.

Por todo ello, se considera necesario regular de manera más exigente estos productos que parecen estar convirtiéndose en una nueva puerta de entrada a la adicción a la nicotina, para reducir su uso.

El documento propone diferentes medidas para el control de estos dispositivos, de acuerdo a las evidencias científicas actuales, que se resumen en:
  1. Equiparar legalmente los DSLN a los productos de tabaco, tanto en cuestiones de uso, compra-venta, etiquetado, espacios libres de emisiones, publicidad, promoción, patrocinio e impuestos.
  2. Impulsar estrategias dirigidas a proporcionar información basada en evidencias científicas sobre los DSNL −sin conflictos de interés− por parte de los/as profesionales de la salud, la educación y los medios de comunicación.
  3. Disminuir el uso y la exposición al aerosol de estos dispositivos en la población general y en particular, en la juvenil y en mujeres embarazadas.

En la misma línea, la “Declaración de Madrid 2018 por la Salud y para el Avance de la Regulación del Tabaco en España” propone aplicar la actual regulación sobre espacios sin humo, a todos los productos relacionados (DSLN y productos a base de hierbas para fumar). Todo ello con el doble objetivo de, por un lado, evitar la toxicidad pasiva que estos ocasionan, y por otro, conseguir la desnormalización de su consumo en lugares públicos. Así mismo solicita potenciar la implementación del Convenio Marco de la OMS de Control de Tabaco, dado que sigue siendo la máxima prioridad en términos de políticas integrales para reducir la carga del consumo de tabaco.

Desde el Grupo de Tabaquismo de FAECAP suscribimos el Documento de Consenso del CNPT Sobre Dispositivos Susceptibles de Liberar Nicotina, y animamos a los profesionales de la salud a contribuir a su desnormalización, así como al Gobierno a adoptar las medidas oportuna para su mayor regulación y equiparación a otros productos de tabaco, en pro de la salud pública.